Back to Top

¿Cómo elegir el anillo ideal para ti?

El anillo es la joya  favorita de muchas mujeres, un complemento imprescindible para  un look de éxito. ¡Aprende a elegirlo!

 

Pero, ¿cómo elegir el  tipo de anillo nos favorece más? Es importante tener en cuenta el tamaño y la forma de tus dedos, y de la palma de tu mano, para encontrar el anillo de plata perfecto.

 

Existen diferentes  tipos de fisionomías de manos y dedos; finas y delgadas,  grandes y gruesas,  con dedos largos y cortos...  Cómo elegir un anillo que realce las virtudes de cada una de nosotras (Y no los defectos, como sucede tan a menudo), es un secreto oculto aún para muchas.    Los anillos realzan los dedos, manos,  y brazos,  que al moverse,  transportan  la vista hacia todo el cuerpo.

 

Os presentamos algunos tips para elegir los anillos que más realcen vuestra belleza :

Modelo con Plata: anillos étnicos

Os presentamos algunos tips para elegir los anillos que más realcen vuestra belleza :

 

Dedos largos: ¡Eres muy afortunada!  Prácticamente cualquier tipo de anillo te sentará bien.

Una gran opción son diseños grandes, tanto circulares como verticales,  ya que tienen el efecto de equilibrar la longitud de tus dedos.

 

Dedos  pequeños o cortos: Los anillos finos y de poco volumen resultan perfectos para este tipo de mano, ya que resultan más armoniosos para esta fisionomía. Incluso mejor con un diseño largo y vertical. Evitar los anillos demasiado  anchos  y grandes, que crearían el efecto de que la mano es más pequeña.

 

Dedos delgados: Los anillos gruesos ayudan a crear la ilusión óptica de que dedos son más anchos.

 

- Cuando uses anillos grandes, no los combines con relojes o brazaletes de gran tamaño. En el área de las manos sólo debería haber una joya especialmente llamativa, y lo mismo sucede con la zona de la cara y el cuello.

 

Cómo elegir tus anillos en función de  la ocasión o evento:

-Para ir a una relajada reunión con amigos, mejor  elegir un diseño de anillo que no sea excesivamente llamativo o extravagante, reservando las joyas más vistosas para las ocasiones más señaladas.

-Para ir al cine, es suficiente vestir tu  joyería de uso diario, mientras que para visitar el teatro,  puedes usar joyería algo más estilizada, pero de tamaño más bien moderado.

Tus joyas más lujosas puedes reservarlas para eventos especiales, como recepciones, festivales exclusivos, e inauguraciones.

- Para ir al trabajo, también hay que procurar no ser excesivamente ostentosa;  es una buena idea elegir joyas simples pero de la mejor calidad, combinando la sencillez con la elegancia.

-Evita usar joyería en general cuando vistas  tu ropa de hacer deporte.

 

El principal error que cometen muchas de las mujeres, es que simplemente eligen sus joyas al azar.  Considera cómo se integran los pequeños detalles en el conjunto de tu imagen, de modo que resulte armonioso.

 

Más allá del aspecto físico de cómo se armoniza la joya en nuestro cuerpo, debemos elegirlas en función de nuestro carácter y personalidad.  Las joyas que vestimos, destacan, acentúan, u ocultan, según el caso, diferentes rasgos de nuestra  personalidad.

 

Tengámoslo en cuenta: “La Moda se pasa de moda, pero el estilo jamás”  (Coco Chanel)